Ajedrez para manos veloces: Piriápolis es una fiesta

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Todo empezó o volvió a comenzar para el ajedrez uruguayo hace un puñado de semanas atrás cuando en el departamento de Colonia volvía a hacerse presente el ajedrez visible, ese ajedrez que nos hace ver las caras, nos hace estrechar las manos, que nos da la posibilidad de analizar una partida después de disputarla junto al ocasional rival de turno.

Esa apertura en esta realidad extraña, nacía en una nueva etapa del Circuito Alekhine, el fin de semana que se vivió el sentido homenaje a Alfredo Chargonia.

Luego arribó a la capital, al centro mismo de la ciudad de Montevideo, cuando Trebejos se decidió a matar al Bicho, y con eso realizar un torneo a 6 rondas respetando todas las medidas que estipula el protocolo de la Federación Uruguaya de Ajedrez.

También desde el último día de agosto en el departamento de Canelones, más precisamente en Pando, se está disputando el Torneo Apertura del Club Solís, evento del que compartiremos detalles en una entrada que publicaremos en breve.

Y ahora se sumó, con la realización del Campeonato Uruguayo Blitz y Rápidas, un nuevo departamento para que poco a poco, el Uruguay todo, comience a vivir con torneos oficiales algo parecido a lo que sucedió siempre.

El sol sobre el horizonte parece querer asomarse con delicadeza absoluta como para observar la partida sin causar molestias

Maldonado se vistió con sus mejores galas, más precisamente Piriápolis, uno de los balnearios más preferidos del país, para en el Hotel Genóves recibir a quienes se tenían fe de mover en forma ágiles sus manos encontrando las jugadas más satisfactorias.

Con ojo observador detallaremos cuatro miradas que parecen muy interesantes, de las cuales detallaremos en amplio detalle en la crónica que haremos al cierre del torneo: Miradas generacional, Mirada de género, Mirada deportiva y Mirando el entorno.

Como adelanto de lo que será esa detallada crónica compartir que las dos primeras jornadas en las que se desarrollaron las 11 rondas del Blitz hizo transformar al argentino y GM Alejandro Hoffman en el campeón uruguayo 2020 de esa especialidad, aventajando en tres unidades al CM coloniense Santiago Rodríguez.

Luego de terminada esa competencia y tras de un corto período de descanso se escuchó el primer «muevan blancas» que daba apertura al torneo de Rápidas, del que se disputaron 4 rondas, quedando tres que se desarrollarán desde las 11 horas del domingo.

El evento se desarrolló en dos coquetos salones, uno de cara al mar, con una luz natural y una vista exterior realmente elogiables, mientras que el otro a pocos pasos en un salón interior que brindaba el confortable silencio tan necesario para llegar a la concentración absoluta.

En ambas se dividían quienes eran los ojos que ejercían de «ley» del torneo, supervisando cada detalle para que todo funcionara de acuerdo a lo preestablecido, el árbitro principal Eduardo Muzzi y el director del torneo Jaime Escofet.

Estrictamente en lo deportivo, Alejandro viene con todo y consagrarse campeón en dos días consecutivos.

En la primera jornada de las Rápidas, hizo inclinar el rey a cada uno de sus 4 rivales, teniendo en la segunda fecha un rival que le hizo más difícil la victoria. En esa segunda ronda quien se le puso al frente al GM argentino fue el sanducero Mathías Tardugno en la que fue la partida más larga de la jornada.

El único que ha tenido un desempeño igual que el albiceleste es el Maestro Fide Diego Carbone quien invicto y con puntaje ideal, tendrá inmediatamente después de  su desayuno al GM a su frente.

Alejandro Hoffman, concentración plena en busca del bi-campeonato

Cerquita y con ganas de hacer podio, Alex Cerrato solo cedió unas tablas y arrecha con media unidad menos.

En cuanto a lo que puede llamarse destaques especiales, sin dudas el triunfo de Alberto Moratorio frente a Guillermo Carvalho en la jornada que abría el torneo fue por demás comentada, especialmente porque terminó en jaque mate, así como el gran desempeño de una nueva figura infantil que empieza a emerger y con fuerza, Santiago Martínez.

El pequeño alumno de la escuela Berro de tan solo nueve años, es el menor del torneo y se dio el lujo de perder solo una partida en el primer día de disputa, consiguiendo resultados por demás interesantes y más que nada mostrando un juego muy sólido.

Los otros niños que participan de la contienda, Filippo Lanzilotta y Nicolás Kulik, ya no son sorpresa, son una realidad que provoca que todo aquel que se sienta a su frente sabe que debe respetar y mucho a estos imberbes endemoniados del tablero.

Luego de culminar el torneo haremos un detalle del mismo, poniendo el ojo en las cuatro miradas que detallamos más arriba.

 

 

Compártelo en las redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram

Artículos relacionados

Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe todas las noticias e información sobre cursos!