El GM argentino Alejandro Hoffman, doble campeón uruguayo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Entre el 18 y 20 de setiembre se disputó en la hermosa ciudad de Piriápolis los torneos uruguayos de Blitz y Rápidas, donde ambos fueron ganados de manera incuestionable por el GM argentino que desde hace tres años juega bajo bandera celeste.

Hagamos varias miradas a lo que nos dejó ese torneo:

Mirando el entorno

La capilla en la cima del cerro San Antonio, un paseo casi obligado de todo aquel que llegue a «Piria»

Piriápolis es uno de los destinos preferidos no solo por los uruguayos sino por la gran cantidad de turistas extranjeros que lo visitan año tras año, obviamente que por cercanía, la supremacía de argentinos es mayúscula, pero también suelen verse por sus calles turistas que llegan de todas partes, no solo de la región sino también europeos.

Junto al cerro, sobre la cumbre, un restaurante con piscina incluida que ofrece una hermosa vista de la ciudad

Su población estable de poco menos de 10.000 personas se ve notoriamente alterada con la «población flotante» que suele acercarse entre los meses de diciembre a marzo, o incluso en fines de semana largos en medio de estaciones no veraniegas, como fue el caso de este, al coincidir con dos días libres de escolares y licieles en sus vacaciones primaverales.

La preciosa y pintoresca Rambla de los Argentinos desbordaba de gente a primeras horas del mediodía, cuando el sol intentaba atenuar con su calor, el fresco que imponía el viento que llegaba desde mar.

La arena blanca por momentos desierta, espera con ansias la llegada del verano para recibir a miles de visitantes

Los tres días en los que se desarrolló el torneo contaron con un clima por demás auspicioso si se tiene en cuenta que aún la estación que reina en este punto del mapa es invierno, la que dio no solo para disputar el campeonato sino para disfrutar de las bellezas que tiene este balneario que se encuentra a menos de 100 kilómetros de la capital del país.

Mirando el lugar de juego

 

La vista desde un tablero, una delicia de postal

Muchos ajedrecistas se hospedaron en el mismo lugar, con lo que pudieron hacer uso de los acogedores espacios internos con que cuenta el hotel, como el sauna y las piscinas, tanto interior como exterior, ésta última rodeada de un muy coqueto y cuidado espacio verde, con juegos para niños y parrillero incluido.

 

El evento se realizó en el Hotel Genovés, un lugar muy apropiado para el desarrollo perfecto del torneo.

Los participantes se dividieron en dos salas, una interior, perfectamente aislada para mantener el silencio que todo ajedrecista anhela tener durante las partidas, y otra que contaba con amplios ventanales desde donde se visualizaba la playa, la rambla y las palmeras que la visten, de a ratos calmas y en otras con sus ramas en movimiento producto del viento que las acechaba de a ratos

 

La silenciosa y coqueta  sala interior

La sala con vista al mar, vista desde otro ángulo

Mirada deportiva

A Alejandro no hubo con que darle, ni en Blitz, ni en Rápidas, ganó las 11 del primero y en el segundo sólo cedió  tablas, igual que el año anterior en la última partida. El año pasado ante Vázquez, esta vez con Carvalho.

El doble campeón Alejandro Hoffman, rodeado por los responsables que todo saliera en orden en el torneo: Eduardo Muzzi y Jaime Escofet.

Al no estar presentes ni su coterráneo Nahuel Díaz, ni el múltiple campeón uruguayo Bernardo Roselli, la lógica era que el GM argentino saliera nuevamente campeón oriental, y si bien tuvo en las Rápidas (más allá de las tablas en la última)  algunas partidas en las que el resultado fue incierto hasta el final, como cuando enfrentó a Tardugno el sábado o a Eduardo Rodríguez el domingo, el talento y la experiencia del albiceleste hicieron que siempre encontrara la forma de volcar la partida a su favor.

Alejandro en el máximo de su concentración. A su frente Eduardo Rodríguez quien le planteó una dura resistencia hasta el final mismo de la partida

El podio del Blitz se completó con el coloniense Santiago Rodríguez como vice campeón y Diego Carbone alcanzando el tercer puesto.

El podio del torneo de Rápidas, tuvo también a Diego Carbone pero esta vez en segundo lugar, y completando ese sitial de privilegio Eduardo Rodríguez quien tuvo un gran rendimiento.

Una pena que la Federación solo premió con trofeo a quien salió campeón, no estableciendo ningún reconocimiento para quienes acompañaron a Hoffman en la cúspide del torneo.

Salir vice campeón nacional parece no justificar ni una medalla…

Con el paraíso de fondo, Guillermo Carvalho sacándole lo único que dejó por el camino Alejando: medio punto: El fuerte jugador oriental, fue de menos a más, en el torneo.

Mirada generacional

El ajedrez como pocos deportes, tiene la posibilidad de unir en una misma competencia a participantes de muy variada franja etaria.

Siempre es lindo mirar los extremos para conocer a quienes perduran con su pasión por largo tiempo y quienes son los que aparecen para seguir perpetuando en el horizonte esta maravilla de deporte.

Santiaguito frente a Curi. La desfachatez de Martínez asombraba, jugando de igual a igual sin importar quien tuviera a su frente, sin medir edad, volúmen de juego o tamaño físico…

El más pequeñín, fue Santiago Martínez, que con sus escasos 9 años sorprendió a muchos por su precioso nivel de juego y su postura para enfrentar la actividad.

Como tantos, empezó a conocer el mundo de reyes y alfiles de la mano de su padre quien es aficionado del tablero para luego sumar conocimientos con gente que sabe y mucho del tema como Pichuaga y Riverol.

Sin dudas Santiaguito está en buenas manos. Augurios de gran futuro para el pequeño Martínez.

Osvaldo Larrea, en su partida con el secretario de la Federación Edgardo Cámpora

 

 

De la otra punta de esta franja etaria, a 61 años de distancia de Santiaguito, está Osvaldo Larrea, quien no solo se mantiene por demás activo en cuanto a su actividad ajedrecística sino que se lo puede considerar alguien que ha conseguido algo único en el ajedrez celeste.

En suelo uruguayo es natural que se hayan dado «familias» ajedrecísticas a lo largo de la historia, apellidos que se repetían en los torneos como Donatti, Izquierdo, incluso hasta Ibáñez, Roselli y Dominguez entre otros, pero Osvaldo no solo forma parte de esta rica tradición celeste, sino que es el único que además de transferir la pasión del 8×8  a sus hijos Manuel y Daniela, vio a ambos participar del torneo más lindo para todo ajedrecista: las Olimpíadas.

Orgullo sin par para don Osvaldo

Santiago medita, la veloz mano de Nico va en busca de su pieza

No podemos cerrar esta «mirada» sin nombrar a los otros dos niños del torneo: Nicolás Kulik excepcional como siempre, cada día yendo a más, sumando 4 puntos y medio, terminando en la posición número 12,  solo inclinando su rey ante fuertes contrincantes como Fernando Guisande y Guillermo Carvalho, y entablando nuevamente con Lanzilotta como ya lo hizo en Trebejos.

Filippo en pose pensativa, sus manos en calma…hermosa imagen..

Y Filippo que dado su nivel de juego y todas las horas de estudio acumuladas, solo hace falta que controle la velocidad de su mano derecha para poder quedar más arriba en los torneos. En varias partidas terminó con el mismo tiempo que empezó, lo que hace ver que jugó solo con el tiempo que le brindaba el incremento.

 

Mirada de género

Poca, siempre poca la participación de las damas en los torneos.

Hace poco se hizo un estudio sobre la cuota de participación de las mujeres en cada uno de los deportes en suelo uruguayo, y con enorme pena se vio reflejado nuestro querido ajedrez en el último lugar.

Por lejos.

Anaclara y Daniela, frente a frente y con un hermoso fondo

La realidad para quienes viven activamente este deporte no llama la atención, pero golpea duro y duele cuando se ven tablas comparativas.

Seguiremos preguntándonos el porqué.

Ojalá empecemos a encontrar las respuestas.

En el torneo de Rápidas 3 en 42.

Las WCM Daniela Larrea, y Daiana De León, ambas con una trayectoria muy interesante, Daniela participando en olimpíadas, y Daiana con años en Buenos Aires (ahora retornada provisionalmente a su querido Rodó como consecuencia de la pandemia) y la jovencita Anaclara Alves, ajedrecista local que con sus 16 años dejó bien representado al balneario.

Daiana sumamente concentrada, una alegría es tenerla nuevamente en sus pagos de Rodó

Entre viernes y sábado en que transcurrió el Blitz solo Daiana se hizo presente en el mismo, quedando la cifra de una dama en 32 participantes.

………………..

 

El torneo llegó a su fin, el campeón recibió su trofeo, hubo aplausos, felicitaciones y puños que se apretaban.

El hotel poco a poco se fue vaciando de tableros y volvió a su rutina habitual.

Los participantes abandonaron el recinto de juego y aprovecharon para disfrutar el resto del domingo de todo lo que Piriápolis les podía brindar y que es mucho.

Alejandro Hoffman nuevamente se coronó campeón uruguayo, y este fin de semana, ya es parte de la historia del ajedrez celeste.

Compártelo en las redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram

Artículos relacionados

Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe todas las noticias e información sobre cursos!