Nueva Helvecia sigue adelante y se fue su segunda ronda

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Tabla de contenido

Pasaron dos semanas desde el momento en que los tableros invadieron el Club Artesano llevando nuevamente la presencialidad ajedrecística a la bellísima ciudad de Nueva Helvecia.

Como siempre pasa, cada hecho genera múltiples miradas, diversos ángulos donde apoyar el foco de la atención de una actividad que el jueves 15 dio su segundo paso.

Mirada ausente

Lucía en la lucha por conseguir su segundo punto

El jueves 1º de octubre el Club Artesano vio sus espacios llenarse de orgullosos monarcas que estaban ávidos por defender su reino, acompañados, entre otros, por valientes peones que dejarían si fuera preciso hasta su vida para la victoria del  venerado rey.

Para ver cumplido sus objetivos, manos jóvenes los impulsarían donde fuera necesario para llevarse el preciado botín del punto en disputa para su feudo. Manos jóvenes, llenas de vida, de alegría y de entusiasmo.

Lo mismo volvió a suceder el jueves 15. Las risas y emociones, se conjugaban con el semblante serio y la concentración, cuando se buscaban las ideas más certeras que llevaran al objetivo deseado.

Pero el jueves 8, el silencio fue el dueño absoluto de la sala. No hubo peones que gallardamente se lanzaran a la lucha en busca de ver inclinado sobre el tablero la corona del rey adversario, no hubo el sonido de risas infantiles entusiastas y divertidas, esas que contagian felicidad y ansiedad sin límites.

Reinó el silencio.

Los ojos se pusieron todos tras héroes de pantalón corto y físicos perfectos, quienes desplegando su destreza sobre un manto verde hipnotizan a miles en torno a sus movimientos. Héroes de pantalones cortos que con el imán del balón son capaces de paralizar países, suspender clases en escuelas, silenciar las calles de tránsitos feroces, y convertirse en lo más trascendente que sucede en ese momento. Son la charla inevitable del siguiente día en toda reunión, son la portada de los diarios, ocupan el mayor tiempo en los noticieros televisivos y son mayoría absoluta en los minutos de radio.

Algún incrédulo que camine a contramano de la multitud, podría estar pensando si realmente el balón, el manto verde y los héroes de pantalón corto tienen un poder hipnótico sobre la multitud, o es la enorme difusión a través de todos los medios posibles que hace inevitable hablar del tema. Bares y restaurantes de todo el país, visten sus espacios con enormes pantallas para que sus comensales disfruten del talento de estos héroes sean de donde sean, quizás uruguayos, o tal vez ingleses, rumanos o de Arabia Saudita. Pero a través de los ojos nos culturalizamos con el balón como santa devoción nacional.

Que pasaría si un día al entrar en un lugar para degustar un plato de comida, o beber una cerveza fresca, en la pantalla aparezca el simpático Pepe Cuenca analizando con su característico decir, si la torre iba en h3 o el alfil en c4 y de la nada apareciera un ratatatatatatatataatatatatata haciéndonos palpitar la llegada de una jugada maravillosa? o si al caminar al otro día por las calles de la ciudad vemos en las portadas de los suplementos deportivos la foto de Pedrito Suárez y al pie de la misma su comentario de como consiguió la victoria en una competencia internacional?  o si prendemos la radio y escuchamos a Lucía Malán narrando su experiencia de vivir unos días en la Academia de Polgar? o si pusiéramos nuestro canal de tv favorito y aparece el inmenso Gustavo Rivas enseñándonos a todos como debemos hacer para formar una escuela de la nada y al poco tiempo convertirla en un faro que alumbre con potente luz a todo el territorio ajedrecístico nacional?

Será el manto verde y los héroes de pantalón corto que imanan con su destreza o será la amplia difusión de sus habilidades que nos han convertido en súbditos del balón que ante su llamado todo se paraliza y se detiene?

El incrédulo que camina a contramano de la vida aún no tiene la respuesta, pero sin dudas que lo sigue pensando, mientras aún suena en sus oídos el silencio del jueves 8, cuando al Artesano, le faltaron los niños, sus reyes y sus risas.

 

Mirada familiar

En Uruguay hay algunas familias que han logrado que varios de sus integrantes se identifiquen de tal manera con el ajedrez, que al decir sus apellidos uno debe aclarar a quien se refiere. Son pocas pero las hay.

Históricamente siempre estuvieron «los Donatti y los Izquierdos» quienes desde su Mercedes natal colmaban los tableros de talento pero había que detallar si era Alvaro, Sofía, Leticia, Daniel, Sebastián…..muchos y buenos.

También los siempre vigentes Larrea, cuando tanto Osvaldo, como Daniela y Manuel han participado en torneos diversos en este regreso a la presencialidad.

También los hay  hermanos, quizás en Montevideo, se note asiduamente la presencia de Marcelo y Rodrigo Ibáñez o de Víctor y Eduardo Rodríguez.

Pedro y Paula absolutamente concentrados

Nueva Helvecia no podía ser la excepción y entre tanto que viene haciendo para ser una columna esencial del ajedrez celeste, también ha sumado su nombre a quien genera un apellido familiar estrictamente vinculado al mundo del tablero.

Ya al hablar de Pedro Suárez uno debe detenerse y explicar si se refiere al padre o al hijo, y además ahora Paula que viene haciendo una muy interesante evolución en su carrera ajedrecista, hace que en los campeonatos se provoque la repetición del apellido al estar frente a frente con su hermano.

La mesa 1 en la ronda 2, los vio ponerse cara a cara, y el punto en juego quedó en el bolsillo de Pedro, pero sin dudas los ganadores fueron ambos. La partida habrá seguido en casa, donde los desaciertos en la partida de Paula habrán sido puestos al descubierto, para que al reconocerlos no se repitan.

Así es la manera de transitar, ganar o aprender y con ello, jamás hay derrotados.

Mirada periodística

El torneo lleva el nombre de «106 años de Diario Helvecia», sin dudas una institución por demás representativa de la ciudad.

Nacer en el año 1914 y seguir ininterrumpidamente informando a la región no es detalle para nada menor, y ahora con este nuevo siglo y las nuevas herramientas comunicacionales adaptándose para seguir siendo el compañero de todos los helvéticos con una página web muy moderna, dinámica y amigable para la visualización, así como un facebook que no deja de compartir noticias permanentemente.

unos juegan otros observan

Y si todo esto fuera poco, difunde el querido (y a veces dejado de lado por los medios) ajedrez.

Se pueden leer las crónicas con los detalles de este torneo, pero no solo del hoy, parece que es una costumbre del diario hacerlo desde sus primeros años de existencia.

Aplausos de pie y que salpique y contagie este proceder del prestigioso diario local.

Mirada generacional

Que lindo que es el ajedrez que puede hacer jugar a la par a nietos y abuelos, y no solo de entrecasa como pasatiempo familiar sino también en una competencia de igual a igual.

En este torneo se ve, esto tan bello que este deporte nos regala, dos en el mismo salón, bajo el mismo techo, palpitando de la misma manera las jugadas y con 68 años de diferencia en su cédula de identidad.

La experiencia que rodea a la juventud

Oscar Viera abrió sus ojos por primera vez en el año 1946, cuando en este suelo tan celeste como el cielo, nadie hablaba aún de la gesta de Maracaná, ni Obdulio era un héroe ni Ghiggia había realizado la endiablada carrera y el disparo fulminante que quedaría grabado en la mejor memoria de todos los orientales.

Pero era el año 1952, cuando don Oscar cumplía sus primeros 6 años de vida que llegaba a este mundo Juan Bruza, y cuánto habrá cambiado de ese 1952 a este 2020, cuán diferente Juancito y sus seis años de este siglo XXI a Oscar cuando contaba la misma edad.

El más pequeñín del torneo

Soñaría el pequeño Viera con poder hablar desde la distancia con un pequeño aparato que entrara en su bolsillo? o tener algo en su casa llamado televisión que durante las 24 horas del día pudiera ver todo cuanto imaginara?

Cuánto ha cambiado el mundo del aquel niño hoy adulto, y sin embargo la pasión por el tablero lo une al niño de este siglo que da sus primeros pasos en esta aventura de caballos bravíos y peones corajudos.

Mirada de género

En este punto en particular, esta «mirada»  nos llena de alegría y marca una diferencia enorme con todo lo que sucede en el resto del país donde encontrar la participación femenina requiere de largo trabajo y lupa gigante y aún así cuesta encontrar.

En las dos categorías con que cuenta el torneo, son 31 participantes en total y entre ellas son 12 las damas que forman parte de la competencia, lo que hace un promedio de un soñado porcentaje del 40% de participación femenina.

María Costa, una de las damas que forman ese maravilloso 40% de participación femenina

Que se mantenga en el tiempo y se consolide esta tendencia, apostar por una paridad total en la participación es el sueño de muchos, a veces como objetivo a largo plazo y la escuelita Los Orientales ya lo disfruta en este presente.

Felicitaciones

Mirada deportiva

Luego de culminada la segunda ronda, los favoritos en quedarse con las primeras posiciones vienen cumpliendo con las expectativas y han ganado las partidas que tuvieron que disputar.

Ahora al llegar la ronda tres, los choques tendrán un toque de dramatismo e incertidumbre un poco mayor ya que  los líderes se verán las caras de frente.

Thiago Rodríguez, uno de los líderes del torneo

La serie A de los 19 solo 5 tienen la alegría de haber hecho inclinar las dos veces el rey a sus rivales: Oscar Viera, Thiago Rodríguez, Pedro Suárez, Lucía Malán y María Costa, mientras que en la categoría de los «dientes de leche» de los 12 que compiten solo Luisa Autino y  Genaro Aguinaga lideran y temblará el Artesano porque medirán sus fuerzas el jueves próximo en el tablero uno.

La serie principal tendrá en la mesa principal al tercer puesto nacional sub-16 Tiago Rodríguez enfrentando al campeón absoluto sub-18 Pedro Suárez, en la mesa dos a la olímpica Lucía Malán con el experimentado Oscar Viera, mientras que en la 3 Paula Suárez que dejó la cima de la tabla en la ronda dos, se medirá con María Costa en una partida que promete y mucho.

La ronda dos nos dejó mucho para ver y reflexionar, pero ya es historia, una página más en la historia de este grupo maravilloso de personas que ha traído un aire renovador al ajedrez uruguayo, con Gustavo Rivas a la cabeza pero muy bien rodeado por un banda de padres que hace esta realidad posible.

A seguir así, este trayecto del camino es realmente digno del mayor aplauso.

Compártelo en las redes
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram

Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe todas las noticias e información sobre cursos!